Contacta con nosotros

 
   
 

También nos puedes encontrar aquí:

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Instagram

Mobility City prosigue su ciclo de conferencias analizando el éxito de la movilidad eléctrica

Movilidad eléctrica
20/05/2019

El responsable de Smart Mobility de Iberdrola, Carlos Bergera, desmotó en esta conferencia los numerosos mitos que se escuchan en torno a la falta de viabilidad del vehículo eléctrico.

 “2019 va a ser un año que va a marcar un antes y un después”, declaró Bergera en cuanto al despliegue de las energéticas en la instalación de puntos de recarga.

El coste por kilómetro sale en torno “a 10 veces más barato”, afirmó el directivo de Iberdrola haciendo referencia a las tarifas actuales de su compañía. 

Imagen de Mobility City prosigue su ciclo de conferencias analizando el éxito de la movilidad eléctrica

“Los costes sanitarios asociados a los gases emitidos por los coches fósiles en la UE son incluso superiores a los del tabaco”, con este argumento tan contundente comenzaba su presentación sobre la conferencia denominada El éxito de la movilidad eléctrica el responsable de relaciones externas Smart Mobility de Iberdrola, Carlos Bergera, quien refiriéndose a ese mismo informe desveló que se había calculado un coste anual por habitante de 2.371 € en sanidad. 

La segunda conferencia del ciclo Mobility City, celebrada el pasado viernes 17 de mayo en las instalaciones de Patio de la Infanta de Fundación Ibercaja, en colaboración con la Cámara de Zaragoza y la Fundación Basilio Paraíso, sirvió también para que el directivo de Iberdrola, Carlos Bergera, desmontase muchos mitos sobre aspectos negativos que se achacan a los vehículos eléctricos, bien por desconocimiento o bien por miedo a las nuevas tecnologías, pero que realmente se esgrimen en algunos coloquios y medios de comunicación en la actualidad.

Esta es la segunda de las conferencias del ciclo Mobility City, que continuarán mensualmente

Con anterioridad a la ponencia de Carlos Bergara, Jaime Armengol, coordinador de Mobility City, dio la bienvenida a los asistentes y repasó brevemente tanto el momento actual de la movilidad, como la forma en la que Mobility City va ser un referente en este tema, recordando que la ministra Reyes Maroto, durante su intervención en el foro de  La transformación del sector automovilístico, celebrado el pasado jueves en la Cámara de Zaragoza, “reiteró la constitución de la Mesa Nacional de la Movilidad Sostenible en Zaragoza, en el marco del proyecto Mobility City”.

Para presentar al cualificado ponente de esta conferencia, se contó con la participación de Ignacio Montaner, vocal de la Cámara de Zaragoza, quien hizo una valoración sobre estos “tiempos de innovación tecnológica”, en los que las compañías energéticas juegan una baza fundamental, y señaló la importancia del sector del automóvil en Aragón; para después repasar la trayectoria del invitado para esta interesante ponencia sobre El éxito de la movilidad eléctrica.

Tiempo de transición “de la economía del petróleo a la economía verde”

Dada la evidencia de los problemas que supone el calentamiento global y de la calidad del aire en las ciudades, Bergera afirmo que ahora “nos toca vivir este lapso de tiempo de transición de la economía del petróleo a la economía verde”; para después basar su presentación en desmontar una serie de mitos que hacen referencia a si está capacitada la red para suministrar tanta energía eléctrica, si el coste de compra y utilización del vehículo eléctrico es mucho más caro que el convencional, o si durante la fabricación de estos coches “limpios” se “ensucia” más el planeta con la energía requerida en su proceso.

Uno de estos mitos, que incluso recientemente se han intentado autentificar con algunos informes, es el de si todo lo que se evita en cuanto emitir gases contaminantes a la atmósfera en su circulación se pierde por su contaminante proceso de fabricación. El ejecutivo de Iberdrola admitió que “es posible que durante el proceso de fabricación de un vehículo eléctrico se pueda emitir más que durante el mismo proceso para un coche de motor térmico, pero los estudios que tienen en cuenta todo el ciclo de vida del vehículo concluyen que los eléctricos, en definitiva, resultan mucho menos contaminantes que los diesel, gasolina, gas, híbridos, etc”; aportando para ello informes que así lo atestiguan.    


La red eléctrica soportaría sin problemas el abastecimiento necesario para todos los coches eléctricos     

También se ha cuestionado mucho sobre si la red estaría preparada para soportar todo el abastecimiento de energía, y sobre este aspecto Carlos Bergera fue muy claro: “En un escenario en el que en España se pasase, de la noche a la mañana, a sustituir todos los coches con motor térmico por vehículos eléctricos, el aumento del consumo de electricidad global no sería superior al 15 o al 20%; por lo que sería abordable”. Evidentemente este escenario no se va a dar, y “en una optimista previsión de que en España en 2030 circulasen 6 millones de vehículos eléctricos la inversión a realizar por las compañías energéticas para satisfacer la demanda no sería muy significativa”. De hecho citó los datos de consumo de electricidad en España en los años previos a la crisis, con incrementos anuales de entorno al 6%, unos incrementos superiores a una paulatina introducción de los coches eléctricos que se espera en los próximos años.

Otro mito que citó Bergera fue: “los eléctricos son peores coches que los de combustión”. Y para desmontarlo puso como ejemplo un vídeo de BMW – con un i3 eléctrico- en el que diversos usuarios de diferentes países se sorprenden de su suavidad, silencio, agilidad, aceleración, y aseguró que “quien prueba un eléctrico luego ya no quiere volver a uno gasolina o diésel”.

Son más caros por ahora en la adquisición, pero más baratos en su utilización

¿Son mucho más caros? A esta respuesta, si bien de coste de adquisición reconoció que así es, citó una comparativa realizada por el diario ABC, en el que tomando dos eléctricos -un Nissan Leaf y un Hyundai Ioniq- y enfrentándolos al coche más vendido en España –el Seat León- en sus dos variantes de gasolina y diesel, y con cifras de potencias y equipamientos similares, se examinaron durante 5 años y 100.000 km teniendo en cuenta todo lo que consumen y los gastos que derivan de su utilización. La balanza se inclinaba ya favorablemente hacia los dos modelos eléctricos. Por tanto, el mayor desembolso inicial se ve compensado con el tiempo, pues el coste por kilómetro sale en torno “a 10 veces más barato”.

Más temas que cuestionan la viabilidad del vehículo eléctrico afectan al tiempo de recarga. Para ello el responsable de Smart Mobility de Iberdrola hizo una reflexión sobre la adaptación o sobre los patrones de vida que llevemos, porque “el 80% de la recargas se realizan en casa, y solo cuesta unos pocos segundos enchufar el conector, y a la mañana siguiente al ir a utilizarlo ya está cargado”. En cuanto al los puntos de recarga públicos, Carlos Bergera aseguró que “2019 va a ser un año que va a marcar un antes y un después”, desvelando los planes de instalación de puntos de recarga por parte de Iberdrola, y asumiendo que otras energéticas van a seguir en su política de expansión.        

Finalmente, en cuanto a la preocupación por la economía y el empleo que podría suponer para un país como España con una gran cantidad de plantas de fabricación de automóviles convencionales, Bergera esgrimió el argumento de que “en España compramos fuera petróleo por valor de 40.000 millones de euros al año, y si en lugar de ello invirtiésemos en plantas de producción de energía procedentes del viento y del sol, mejoraría el PIB español, y dejaríamos de depender de otros países”. De hecho, en cuestiones por parte del público sobre si la producción de energía no se produce de forma limpia, afirmó que en España el compromiso es que en 2050 toda la energía proceda de fuentes renovables.    

Comparte:

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Instagram

Información acerca de las cookies utilizadas

Le informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies.