Contacta con nosotros

También nos puedes encontrar aquí:

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • LinkedIn
  • Instagram

La visualización y monitorización de datos nos ayuda a conocer cómo vivir en la ciudad

Movilidad urbana
24/11/2021

La directora de la Cátedra Mobility Experience, Ana Ruiz-Varona, valora el impulso de la Cátedra Mobility Experience desde su creación en junio de 2019

 “Para la Universidad San Jorge es un privilegio formar parte del proyecto Mobility City, considerando la importancia global que tiene la movilidad y los avances que se están produciendo en torno a ella y, además, la oportunidad que supone para nosotros poder involucrarnos en generar contenido para un espacio tan singular, como es el Pabellón Puente”

Imagen de La visualización y monitorización de datos nos ayuda a conocer cómo vivir en la ciudad

Ana Ruiz-Varona, es directora de la Cátedra Mobility Experience (desde 2019), coordinadora de Calidad de la Escuela de Arquitectura y Tecnología y profesor contratado doctor del área de Urbanística y Ordenación del Territorio, e imparte docencia (desde 2012) en las asignaturas de Urbanismo y de Territorio, Ciudad y Paisaje. Actualmente es Coordinadora de Calidad de la Escuela de Arquitectura y Tecnología y Coordinadora de Movilidad Internacional en el grado en Arquitectura.                                             

Pregunta: ¿Qué es la Cátedra Mobility Experience y qué supone para la Universidad San Jorge la colaboración con el proyecto Mobility City?

Respuesta: La Cátedra es un espacio de investigación, experimentación en el que se trabaja para la generación de conocimiento, difusión y transferencia de tecnología en el área de la movilidad urbana sostenible. Esta actividad se desarrolla desde una triple perspectiva: técnica y de innovación, didáctica y expositiva. Para la Universidad San Jorge es un privilegio formar parte del proyecto Mobility City, considerando la importancia global que tiene la movilidad y los avances que se están produciendo en torno a ella y, además, la oportunidad que supone para nosotros poder involucrarnos en generar contenido para un espacio tan singular, como es el Pabellón Puente.

Pregunta: ¿Qué impactos ha tenido la cátedra desde su creación en el año 2019?

Respuesta: Uno de los principales impactos que ha generado la cátedra ha sido el lanzamiento del primer prototipo de plataforma interactiva y dinámica de presentación de datos relacionados con la movilidad. Actualmente, está disponible a través de la página web de la cátedra. Pero no ha sido el único. Hemos tenido la oportunidad de participar en la Semana Europea de la Movilidad, tanto en la edición de 2020 como de 2021, además, en tiempos de pandemia. En ellas hemos presentado los avances producidos en diferentes entornos gráficos de simulación. Por ejemplo, en colaboración con el artista en nuevos medios, Néstor Lizalde, proyectamos en la fachada media de Etopia varios vídeos que explicaban cómo es la experiencia de la movilidad en Zaragoza. Durante este tiempo, también hemos participado en numerosos foros para dar difusión al proyecto y colaborado con diferentes organismos, donde han surgido nuevas oportunidades para ampliar los objetivos del proyecto. Con ellos hemos organizado actividades técnicas y de formación para fomentar, precisamente, un compromiso y una demanda real de la sociedad hacia un sistema de movilidad atractivo e integrado.

Pregunta: En 2020 se activó la web de la Cátedra MobilityExperience, una plataforma interactiva y dinámica, capaz de visualizar y monitorizar los datos vinculados a los flujos de desplazamiento de vehículo privado en Zaragoza durante los últimos 25 años, ¿Cree que se ha proporcionado un sistema interoperable entre los diferentes agentes y usuarios relacionados con la movilidad en Zaragoza?

Respuesta: Es un trabajo que no se había hecho hasta ahora y que ha sido posible gracias a la colaboración con el Servicio de Movilidad Urbana del Ayuntamiento de Zaragoza y el Centro de Gestión del Tráfico de Zaragoza. Ha sido un avance esencial, porque nos permite conocer aspectos muy importantes sobre cómo nos desplazamos por la ciudad pero que todavía no habíamos considerado lo suficiente, como, por ejemplo, el coste energético o medioambiental asociado a los desplazamientos en función de los medios de transporte que podemos emplear para ello. Es un primer paso, pero todavía queda mucho por hacer. El reto de que pueda ser totalmente interoperable requiere de un compromiso por parte de todos.

Pregunta: ¿Cómo se ha recibido la exposición “Mobility Experience. Una visualización de datos de la movilidad de Zaragoza” que se está desarrollando desde septiembre en Etopia?

Respuesta: Estamos muy contentos, porque está alojada en un centro que ejerce de ecosistema de datos abiertos -algo esencial que enriquece la perspectiva de trabajo de la cátedra- y porque se están llevando a cabo diferentes visitas escolares y familiares. Tanto el desarrollo museográfico como didáctico se han trabajado con especial dedicación para garantizar que la interacción con los contenidos y la experiencia inmersiva sean disfrutadas por los niños y adolescentes, que se encuentran en una fase importante de su desarrollo cognitivo. También se están organizando visitas desde la USJ Sénior, con objeto de que los mayores también puedan gozar de este aprendizaje lúdico. Es esencial dotar de las herramientas necesarias a la sociedad para que sean partícipes de cómo se está transformando la actual experiencia de movilidad en la ciudad de Zaragoza. Esta aproximación intergeneracional es clave y es una oportunidad que agradecemos. La exposición está abierta hasta el 30 de marzo y animamos a todos a visitarla.

Pregunta: ¿Por qué es tan importante la visualización y monitorización de datos?

Respuesta: Es más importante de lo que incluso podemos pensar en un inicio. Hoy en día la ciudad produce una gran cantidad de datos. Saber interpretar bien estos datos nos ayudaría a conocer, por ejemplo, cómo funciona la ciudad, qué uso hacemos de ella o cómo podemos mejorar nuestra forma de vivir en ella. El problema surge cuando no somos capaces de entender estos datos, que es lo más habitual, porque son muchos, muy diversos, están desordenados y se producen de manera constante. La monitorización y la visualización de datos precisamente nos facilitan este propósito. Además, si contamos con la tecnología adecuada, podemos analizar el impacto de esta movilidad y predecir los posibles escenarios. Esta aproximación es muy importante porque nos posibilita contribuir, con planteamientos adecuados, a mejorar la planificación y gestión de las ciudades en materia de movilidad urbana sostenible.

Pregunta: La conexión entre la Universidad de San Jorge y el proyecto Mobility City sigue adelante, ¿han previsto algún acto más?

Respuesta: Estamos trabajando para ofrecer una línea de apoyo a investigadores noveles y perfiles técnicos. Nos importa ofrecer oportunidades desde la Cátedra para que pueden contribuir, desde el diseño y desarrollo de aplicaciones tecnológicas, a la mejora de la experiencia de movilidad de las personas en la ciudad. Otra de nuestras prioridades es dar difusión al proyecto y generar un impacto de los avances producidos en diferentes foros científico-técnicos. En estos momentos estamos trabajando en una monografía sobre la actividad desarrollada hasta el momento, porque resulta crucial dar a conocer el importante papel que las técnicas de gamificación y de interacción con el usuario tienen en el diseño de herramientas de monitorización, análisis y visualización de datos de la movilidad. Pero, sobre todo, queremos explorar una mayor divulgación interactiva de los contenidos a usuarios y visitantes en las futuras instalaciones expositivas del proyecto en el Pabellón Puente.

Pregunta: ¿Cómo ve el futuro de la movilidad? ¿Cuáles son las tendencias en movilidad

Respuesta: Es un momento de cambio y muy interesante, además, porque somos la primera generación que puede alcanzar, de manera completa, una movilidad energéticamente autosuficiente y medioambientalmente neutra. En el actual marco común europeo se están desarrollando diferentes iniciativas de digitalización y descarbonización, centradas tanto en la actividad de regeneración urbana como en las dinámicas de movilidad sostenible. Y hay evidencias suficientes de que, a nivel global, se está produciendo una triple revolución en este asunto. Esta revolución consiste en la mejora del desplazamiento y la movilidad para alcanzar un transporte sostenible a través del vehículo automatizado, eléctrico y compartido. Esta tesis se presenta como el escenario que incuestionablemente va a suceder en los próximos años, queramos o no. Ahora bien, existen numerosas incógnitas acerca de cómo y en qué medida esta revolución va a llevarse a cabo. Por ejemplo, la digitalización permite contar con la tecnología adecuada para compartir vehículos, pero también requiere la definición de políticas públicas como marco de garantía del interés general. Si la electrificación, el vehículo automatizado convergen con la posibilidad de que sea compartido, se abre una ventana hacia una nueva movilidad urbana que merece la pena explorar y trabajar para conseguirlo.

Comparte:

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn