Contacta con nosotros

También nos puedes encontrar aquí:

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • LinkedIn
  • Instagram

Hidrógeno sí, hidrógeno no: los gigantes del automóvil no se ponen de acuerdo

elconfidencial.com
04/08/2021

Explicada en pocas palabras, la tecnología de la pila de combustible, o pila de hidrógeno, suena casi milagrosa. O, cuando menos, parece cosa de alquimia. Porque coger el oxígeno del aire y hacerlo reaccionar con el hidrógeno (obtenido del agua, por ejemplo) que tenemos acumulado en un depósito para obtener electricidad (y vapor de agua como único residuo ) suena realmente bien. Y suena mejor cuando añades: un coche de pila de combustible es realmente un coche eléctrico, libre también de emisiones nocivas a su paso, pero en vez de necesitar una enorme batería de 400, 500 o 700 kilos que debemos recargar con un cable en operaciones que llevan de 30 minutos a varias horas, el de pila de combustible o FCEV ('fuel cell electric vehicle') genera su propia electricidad durante la marcha haciendo reaccionar oxígeno con hidrógeno , y recargar este último elemento lleva solo de tres a cinco minutos, prácticamente lo mismo que un repostaje de gasolina o gasóleo. Entonces, ¿por qué no son ya de hidrógeno todos los vehículos? 

Comparte:

  • Whatsapp
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn